Roberto Carretero – entrevistamos al campeón de Roland Garros Junior 1993

Roberto Carretero tenista

Hola Roberto, ¿cómo fue tu comienzo en el mundo del tenis? ¿A qué edad comenzaste?

Bueno pues fue por el año 1982. Soy hijo de ciclista profesional, pero él no continuó con la carrera de ciclista, al final se metió a jugar al tenis. Yo, cuando tenía la oportunidad, iba al club de tenis con él y empecé a coger la raqueta, así fue todo.

¿Cuál ha sido tu momento más dulce de tu carrera deportiva a nivel personal?

La verdad es que he tenido bastantes, pero obviamente los más importantes han sido el Roland Garrós Junior y el Masters de Hamburgo, esas fueron sin duda las mejores. (De los cuales el de Hamburgo lo ganó contra Alex Corretja en 1996 y a Albert Costa el de Roland Garrós Junior en el 1993.

¿Qué aprendiste del momento más duro?

La verdad es que momentos duros he tenido más que buenos, ya que he tenido muchísimas lesiones deportivas. He pasado cuatro veces por el quirófano. No sabría elegir uno como el más duro, pero sí que he tenido bastantes, sobre todo relacionados con las lesiones físicas. Te diría… o la gente pensaría “el momento más duro será cuando tienes que dejar el deporte al que te has dedicado durante más de 25 años” ¿no?

Pero la verdad es que no fue tan duro. Al revés. Fue un alivio porque llevaba unos años pasándolo tan mal que veía que iba a ser muy complicado conseguir mis objetivos (que eran muy altos por mi potencial) por culpa del hombro u otras lesiones. Entonces cuando decidí dejarlo no lo consideré tan duro. Como soy una persona que ve el vaso siempre medio lleno, tiro hacia delante y lo que dejo atrás, ahí está, en la memoria, pero no tengo por qué sufrir por ello.

Te hemos seguido en las retransmisiones que has hecho de los partidos de Wimbledon… ¿Cuál sería tu valoración del torneo y del rendimiento de los tenistas españoles?

Ha sido un poco accidentado este Wimbledon, por el tema de que Djokovic ha tenido que retirarse por su lesión en el codo, aunque yo creo que va más allá incluso del codo. También, en mi opinión, quizá es un tema de haber sufrido mucho porque es muy duro este deporte. Creo que le ha pasado factura sufrir tanto y aguantar para conseguir lo que ha conseguido, siendo uno de los mejores de la historia. Entonces yo creo que también, ahora mismo, cualquier dolencia, cualquier dolor… a la mínima le afecta. Luego, Murray con el tema de la cadera lleva un tiempo medio cojeando.

Rafa muy bien. Una lástima que le tocara un partido trampa con Muller. Para mí es un partido trampa que podía perder y así fue. De salir vivo de ese enfrentamiento igual se hubiese plantado en la final. Es decir, para mí el rendimiento de Rafa ha sido bueno, pero no siempre se gana.

Y bueno, David Ferrer, también encarriló lo que está siendo un poco su remontada ganando a Gasquet en hierba. Yo creo que le subió la moral para ahora, por ejemplo, que ha ganado el torneo de Bastad. Ramos, ahora exprimiéndose mucho, Bautista lo mismo…

La verdad es que el rendimiento de los españoles no ha sido malo para, al final, no ser especialistas en la superficie. Aunque fuese un poco decepcionante lo de Feliciano López, que venía de ganar en Queens y es una persona bastante experimentada en hierba y podría haberlo hecho muy bien, pero tuvo una torcedura del pie y también al final, Mannarino es un jugador con clase que luego lo hizo bastante bien en el torneo. Yo esperaba bastante de Feli, igual que él. Y lo de Federer… eso es otro nivel.

¿Cuál crees que son las cualidades más importantes que debe cuidar o perfeccionar alguien para crecer como tenista?

Creo que con eso se nace. Y si tienes esa suerte, lo que tienes que cuidar es todo tu entorno: físico, mental, todo. Al final te tienes que cuidar tú.

Tienes que cuidar la alimentación, prevenir las lesiones, hacerte fuerte mentalmente que, a lo mejor eso no lo eres. Cuantas más horas puedas estar en pista pudiendo rendir al máximo, siempre va a ser mejor. Por ejemplo, la carrera de Federer o de Feliciano López que no han tenido una lesión en 20 años, no puede ser la misma que la de Nishikori que está todo el rato lesionado. O incluso la de Rafa Nadal, si no hubiese tenido todas las lesiones que ha tenido, a lo mejor no se hubiera hecho tan fuerte a nivel mental, pero sí hubiese podido competir muchísimas veces en perfectas condiciones y seguramente tendría más victorias (o no, nunca se sabe).

También la alimentación es importantísima, la suplementación… Al final todo eso, que hace 20 años no lo teníamos, a día de hoy se está viendo en los jugadores que tienen 35 años y están en el mejor momento de su carrera, cuando antes a esa edad llevabas varios años trabajando en otra cosa que no era el tenis.

Hablando de la suplementación, conoces nuestros productos Kaptium. ¿Cómo los valorarías? ¿De qué manera sientes que ayudan más al jugador?

Yo hace 8 años tuve un ataque de líquido sinovial en la rodilla debido posiblemente a una pequeña fiebre y se me diagnosticó una artritis reumatoide. No tiene tratamiento ni solución, pero sí puedes estar mejor preparado para cuando tengas ataques de artritis. A mí se me refleja en las manos con dolores en las articulaciones de los dedos, se me inflaman, etc. Si me caigo con la bici es un drama, ya que esta enfermedad lo que hace es que te protege de los golpes llevando líquido a la articulación y se te inflama. Lo que dura una semana normalmente, a mí me dura 20 días.

Desde hace tres años tomo Kaptium Post, que la verdad es que es un producto muy bueno. Lo consumo y lo he contrastado con otros y es un producto muy bueno. Con el colágeno, con todos los componentes que contiene Kaptium Post, te cuida las articulaciones y hace que estés mejor protegido ante cualquier lesión.

¿Esto qué te permite? Que con 42 años que voy a cumplir y con artritis reumatoide diagnosticada, se me vea por todos lados como un toro. Al final, tengo dolores que no cuento, pero los puedo soportar. Hay profesionales médicos o el propio fisioterapeuta de Rafa Nadal, que me han dicho “lo llevas increíble” y ves que, gracias a la alimentación, gracias a que me cuido y gracias a esa suplementación que es una de las que te demandan para este problema, pues lo llevo genial.

Pero he probado todos los productos. Kaptium Tee, ¿en qué te ayuda? En el golf, estás ahí 4 ó 5 horas pegando golpes cada 10 minutos. Lo que necesitas concentración para mantenerte bien. La lías en un hoyo por no estar concentrado y adiós el hándicap. Por tanto te ayuda a que no te vayas de la competición.

En cuanto a Kaptium Ace, para el tenis, el efecto es parecido a Kaptium Tee en cuanto a la concentración, pero además te aporta energía para salir a pista y seguir fuerte.

Kaptium Pre me va muy bien, ya que permite entrenar semana a semana, día tras día y te da una recuperación óptima. Luego, Kaptium Max, lo tomo cuando sé que voy a hacer una competición o un entrenamiento que sepa que va a ser muy duro, de 4 ó 5 horas con alguien de mucho nivel y me lo tomo como una ayuda.

Al final también es lo que te aporta más lo que sabes que te puede aportar, ya que a nivel mental es muy importante saber que los productos son buenos y de calidad. Saber que no son una milonga. Es importante sentirte seguro de que cuando los pruebas, el producto no me va a disparar la insulina ni tampoco me va a dar un bajón rápido… Es un producto que te funciona en el tiempo, al fin y al cabo, como la buena alimentación, lo que además, te lleva a que también confíes más en tu cuerpo porque sabes que te responde.

Te seguimos en redes sociales y hemos observado ahora practicas mucho ciclismo. ¿Qué has descubierto en este deporte que ahora te llama tanto la atención?

Es un deporte que de una forma u otra he practicado siempre. Mi abuelo fue uno de los mejores ciclistas de España del momento, entonces esa tradición ha continuado en mi familia, ya que mi abuelo fue muy bueno, llegando a ganar varias etapas de la Vuelta a España. Siempre he estado ligado a este deporte por parte de mi abuelo, mi padre y siempre se me ha dado bien. Y, de repente, desde hace tres o cuatro años, no sabía qué deporte practicar para que no fuera tan agresivo para la rodilla y pudiera practicar durante 300 días al año.

Sí es verdad que yo jugaba a golf, que es un deporte que me encanta, pero me faltaba el gasto de energía que necesito y al que estoy acostumbrado. Y es que claro, jugaba a pádel, fútbol, tenis, lo que fuese… Y ya dos días seguidos dolor de hombros, roturas musculares… Porque claro, si no estás entrenado regularmente, cuando llegas a practicar deporte, el cuerpo no está acostumbrado y te rompes. Entonces, encontré la bici y desde entonces no la he soltado.

Ahora podemos disfrutarte como comentarista deportivo. ¿Te sientes cómodo frente a las cámaras?

Sí, sí, muy cómodo. Y me siento cómodo donde estoy ahora. Me gusta lo que hago y sobre todo cómo lo hago. Obviamente, trabajaría donde fuese, porque me gusta el tenis, me gusta la televisión y me gusta lo que transmito, lo que me llega desde fuera (ya que hoy es bastante fácil saberlo, tanto lo bueno como lo malo que piensan de ti).

Pero me gusta también dónde lo hago y con quién lo hago. Las personas con las que trabajo ya llevo once años con ellos y me han dejado ser yo desde el principio, ya que no puedo ser otro, y a partir de ahí, fui creciendo y creciendo… Primero en Canal + y luego en Movistar Plus.

Estamos grabando la sexta temporada del programa Tie Break, que funciona muy bien y que cada vez se hace más ameno y la gente lo recibe con buen agrado cuando se le invita. Y aunque siempre me han dado mucho respeto las cámaras cuando era pequeño y las evitaba, pero como me gustan los retos, me lancé y estoy encantado.

Viendo que te apasiona el deporte, ¿cuál crees que serán tus próximos retos o proyectos deportivos?

Sobre todo, el objetivo es hacer deporte el máximo tiempo posible en las mejores condiciones posibles durante el tiempo que me resta de vida, ¡que espero que sea mucho! Soy una persona a la que le gusta proponerse retos y sentir que puedo mejorar y para eso, estar lo mejor posible para mantener el ritmo durante todo el tiempo posible. A parte, tengo la suerte de participar en competiciones (sobre todo en el mundo de la bicicleta) donde compiten los mejores del mundo con compañeros de nivel que, aunque me saquen una hora y vaya en el puesto 300, puedo estar ahí y vivir la experiencia del antes y del después con ellos.

Share this post
  , , , , ,